¿Sabias que recibimos el 90% del daño en nuestra piel en los primeros los 18 años de vida y podría tomar décadas para que los efectos se manifiesten? 

La piel es la primera linea de defensa de muestro cuerpo al mundo en general, la piel esta expuesta a elementos nocivos como:  Radiación UV, toxinas ambientales, microbios, temperaturas extremas y productos químicos agresivos. Pero no es solo el medio externo, también factores propios como el estrés, la dieta y el deterioro del estado de salud en general tendrán un impacto en la piel.

En el transcurso de la vida, estos daños se acumulan y finalmente nuestra piel se ve afectada y empieza aparecer la flacidez, lineas de expresión, acné, manchas, enrojecimiento persistente y erupciones cutáneas. La buena noticia es que a pesar de constantes amenazas internas y externas, podemos incorporar rutinas de cuidado de la piel, procedimientos preventivos o correctivos y cambios en nuestro estilo de vida que tendrán impacto en el proceso de envejecimiento. Con los productos correctos, puedes mantener tu piel luciendo saludable por más tiempo.

Antes de profundizar en el régimen de cuidado de la piel exploremos los cuatro factores principales responsables de los cambios en la piel y el envejecimiento. Algunos factores son inevitables y son parte de nuestro proceso natural de envejecimiento,como otros son realmente prevenibles.

  • EL SOL: Más del 90 por ciento de los cambios visibles relacionados con el envejecimiento de la piel son causados por el sol. La exposición crónica a los rayos ultra violeta terminara en la descomposición las fibras de colágeno y la elastina (vitales para la apariencia firme de la piel). También se le contribuye a la formación de radicales libres (moléculas de oxígeno inestables que atacan a las células sanas y dañan permanentemente nuestro ADN), lo que lleva a un envejecimiento prematuro y en algunos casos cáncer.
  • TUS HORMONAS: El flujo de hormonas tiene un efecto clave en el cómo nos vemos,  durante la pubertad nuestros cuerpos comienzan a aumentar la producción de hormonas sexuales que aumenta la producción de sebo en la piel dando como resultado la dilatación de los poros y posteriormente al acné en la adolescencia. La fluctuación de las hormonas en el embarazo también es un ejemplo, estos cambios hormonales en la gestación pueden causar, acné, manchas, arañas vasculares y erupciones cutáneas.  La menopausia, cuando el estrógeno comienza a disminuir, notarás que tu piel se vuelve seca y menos elástica.  Además del estrógeno, otras hormonas tienen papel en los cambios en la piel. Cuando tu cuerpo siente una amenaza o aumenta los niveles de estrés, libera cortisol, epinefrina y otras hormonas. Los cambios que estas hormonas causan en tu cuerpo te hacen mas vulnerable al daño que causan los radicales libres y la acumulación de toxinas. En conclusión : celulitis, brotes y una tez opaca.
  • DIETA Y ESTILO DE VIDA: Si bien no se ha demostrado que ciertos alimentos como papas fritas y pizza pueden desencadenar brotes de acné, hay evidencia sólida de que su dieta tiene un impacto directo en su piel. Por ejemplo, dulces y carbohidratos refinados como pan blanco causan  picos rápidos en el azúcar en la sangre y aceleran el proceso de envejecimiento de tu piel te vamos a dar una explicación “La glicación es cuando el azúcar se une a otras moléculas en su cuerpo, como Proteínas y lípidos. Estos subproductos del azúcar hacen dos cosas: impiden que sus células funcionen correctamente, y luego crean radicales libres, que dañan tus células”. Los alimentos procesados  que son ricos en azúcares, conocidos como alimentos de alto índice glucémico, puede desencadenar acné por elevar las concentraciones séricas de insulina, esto aumenta la producción de sebo y desencadena inflamación. Los productos lácteos también han demostrado ser un disparador, incluso los vinos y otras bebidas alcohólicas te hacen vulnerable a la glicación. 

El alcohol causa altos niveles de azúcar en sangre,  lo que puede conducir a la glicación, ademas que ha sido comprobado que impide que las fibras de colágeno se regeneren. Del mismo modo fumar; el cigarrillo juega un papel importante en la formación de arrugas. Los estudios de gemelos idénticos han encontrado que los fumadores tienen piel más delgada (en algunos casos hasta en un 40 por ciento), arrugas más severas y más canas que sus gemelos no fumadores.

ELECCIONES DE CUIDADO DE LA PIEL 

Tu rutina de cuidado de la piel puede hacerte ver reluciente o empeorar tu piel. Los productos incorrectos, aquellos cargados con productos químicos agresivos o que no coinciden con tu tipo de piel, no son solo un desperdicio de dinero, también pueden hacer afecciones cutáneas. Pero las fórmulas correctas para tu piel: aplicado en la cantidad adecuada y en el orden correcto, pueden ayudar a revertir los daños mencionados anteriormente e incluso evitar que sucedan.